This post is in Spanish because I intentionally want to target the students in Spain, who I think are often unaware of what internships are and how they would benefit from taking one abroad. Or, if they are aware that they do exist, that getting into one is actually feasible for them.


Este artículo es una rareza en este blog ya que es el primero que escribo en español en 16 años. El motivo es simple: me parece que en España no estamos familiarizados con las internships en el extranjero y creo que hay muchos estudiantes perfectamente capacitados para participar en ellas, así que me gustaría cubrir este tema a fondo. Os aviso que hace años que lo único que escribo en español son mensajes en WhatsApp y emails cortos… así que espero que esto sea fácil de digerir 😉 y la gramática sea más o menos correcta. Empecemos.


La semana pasada nos despedimos 👋 de un estudiante de tercer año de carrera que pasó el verano con nosotros haciendo una internship en el equipo de Bazel. (Si, desafortunadamente todo en remoto debido al COVID-19 😡.) Este hecho me hizo pensar en que es el mejor momento de repasar qué son los internships. Mi objetivo es intentar convencerte, si eres un estudiante de carrera, máster, o doctorado, de que son una opción muy interesante y asequible para mejorar tus conocimientos y crecer en el mundo laboral.

Y es que me da la impresión de que los internships… no son algo muy conocido en España 🤔. Al menos, cuando yo era un estudiante, nadie me había hablado de ellos. Cuando llega el verano estamos todos pensando en irnos de vacaciones en lugar de ponernos a estudiar o a trabajar. Pero… las internships tienen un poco de todo y pueden llegar a ser más gratificantes que un verano tirado en la playa o en el bar.

Pero, ¿qué es una internship? Sencillamente: pasar el verano 🌞 (o el invierno ❄️ en raros casos) haciendo prácticas en una empresa. Aunque yo me refiero, en concreto, a hacer dichas prácticas en una empresa en el extranjero que además pague bien. En nuestro caso, por ejemplo, un interno de Google pasa a formar parte de un equipo como si fuera uno más y tiene como objetivo sacar adelante un proyecto específico y pre-acordado durante los tres meses de duración de la estancia.

Si se lleva bien, una internship puede ser más emocionante que unas vacaciones (recuerda: ¡tres meses en otro país!) y, aparte, mejorará tu currículum significativamente 💪 y seguramente te permitirá ahorrar un poco mucho dinero para el resto del año.

Mi historia en el 2008

Hace ya 12 años 😱 que hice una internship en el verano de 2008 con Google en Nueva York. Mi situación: joven de Barcelona, sin haber salido en su vida del país y con un inglés hablado bastante limitado, teniendo que viajar sólo a Estados Unidos a trabajar todo el verano. El resultado: una experiencia personal excelente y un inicio de carrera laboral muy adecuado. Eso sí: fueron tres meses duros, pero me lo pasé en grande y, bien, acabé trabajando en Google en una posición de tiempo completo que aún dura.

¿Pero cómo me metí en todo esto? Un poco por sorpresa de hecho. En aquella época yo ya tenía este blog en dónde hablaba de temas técnicos y, mientras hacía mi máster, un reclutador de Google me envió un mensaje preguntando si me interesaba aplicar a un trabajo con ellos. En ese momento mi respuesta fue “no, tengo que hacer el doctorado”. Pero después de hablar del tema con mis compañeros de laboratorio, salió la idea de que por qué no les pedía una internship. ¿Una qué? Pues eso. En ese momento no tenía ni idea de lo que eran las internships. Así que volví a responder al reclutador para indicarle de que una intership sí que me interesaba si era una opción. Y así fue.

Aún así, yo aún no sabía muy bien en qué me estaba metiendo, pero se puso el proceso de entrevistas en marcha. Y, por fin, un tío me llamó para entrevistarme. La entrevista fue complicada dado mi limitado nivel de inglés hablado, no lo voy a negar. Pero después de 50 minutos de agonía, me ofreció el turno para preguntarle cosas a él y lo primero que se me pasó por la cabeza fue: “Y si me contratas, ¿a dónde voy a ir?” Su respuesta: “Oh, yo te estoy llamando desde Nueva York, así que vendrás aquí.” Vaya, ¡ahí ya empezó a ponerse muy interesante la cosa! Estados Unidos en sí no me hacía mucha gracia, pero Nueva York… pues, no se, eso sí.

Después de esta entrevista de contacto inicial tuve que hacer otra más técnica que, si no recuerdo mal, no fue muy bien… pero la pasé y por fín me llegó la oferta. En resumen: pasar el verano en Nueva York cobrando lo correspondiente a un sueldo de $75.000 al año. ¡Qué barbaridad! ¿Dónde se ha oído algo similar en una posición de becario en España? Si cobramos algo es una suerte en esos casos, o al menos es lo que recuerdo de mis compañeros en esos tiempos. Pero ojo, que $75.000 en Nueva York no es nada del otro mundo. Por ejemplo, es muy difícil permitirse un apartamento individual con un sueldo así. De todos modos, si se maneja bien, es fácil ahorrar mucho de ese dinero y llevárselo luego a España para pasar el resto del año decentemente 😜.

Proceso de selección

Bueno, a lo que iba. Al volver a Barcelona me pregunté por qué había tardado tanto en descubrir este tema de las internships. Hubiera estado genial haber hecho más de una durante varios veranos y haber probado empresas diferentes. Esto es lo que hacen los americanos, y cuando llega el momento de buscar un trabajo después de graduarse, ya han pasado por tres o cuatro empresas y tienen un currículum fuerte.

Pero ahora me diréis: “es muy difícil” o “nunca me van a coger a mi” o “no valgo” o “mi inglés es demasiado malo”… 🛑 Me gustaría dejar muy claro que seguramente no sea así. Las entrevistas para entrar en una internship, al menos en Google, no son precisamente complicadas. Sí que se piden un mínimo de aptitudes técnicas, pero no os penséis que se buscan unos conocimientos perfectos.

¿Y por qué no? Pues bien, hay que pensar en cuáles son los objetivos de las internships. El objetivo principal no es encontrar al estudiante más fuerte técnicamente. El objetivo es encontrar al estudiante que pueda aprender, que esté interesando en la empresa y en el proyecto (pues la motivación intrínseca es fundamental), y convencerle para que acepte un trabajo en la empresa después del verano. Otra manera de ver el proceso es pensando que la internship es una entrevista laboral que dura tres meses: es una oportunidad para demostrar que se puede sacar partido del trabajo en el futuro. Aparte, también es una oportunidad para la empresa de hacer que el estudiante se enamore de ella y vuelva a su escuela hablando maravillas.

En mi caso, durante los últimos 11 años, he sido mentor de varios internos y he tenido de todo: estudiantes de final de carrera, estudiantes de primer ❗️ y segundo año, estudiantes de máster… y qué decir. Algunos han sido muy fuertes y han podido terminar el proyecto y otros no. ¿Quiere esto decir de que estos últimos han fallado? Absolutamente no. Hay estudiantes que no han dado la talla y no han podido completar el proyecto, pero han mejorado inmensamente en esos tres meses y así han demostrando que pueden ser excelentes empleados en el futuro, consiguiendo pues una oferta de tiempo completo.

Ahora bien, hay que aclarar que una internship no garantiza un contrato. Si uno está interesado en entrar en la empresa después de la internship, también hay que pasar por un par de entrevistas. Es cierto que el peso de las entrevistas es algo menor que el peso de la evaluación final del mentor… pero también hay que tener en cuenta que el mentor acostumbra a exagerar las cualidades del interno después de pasar tres meses juntos. De todos modos, al menos en Google, se ofrecen muchas oportunidades para entrenar para estas entrevistas e intentar conseguir que la mayoría de los internos consigan superarlas. Y es que, al fin y al cabo, pasar entrevistas técnicas es un arte que tiene poco que ver con el día a día 😞 y hay que entrenar para ello.

Siguientes pasos

Si todo esto suena bien, ¡estad atentos! 🚨 Los internships de verano están finalizando ya. Dentro de poco, en septiembre imagino, empezará el período de reclutamiento para el verano del año que viene en Google y en muchas otras empresas. Así que si sois estudiantes de ingenierías técnicas, os recomiendo que tengáis esto en mente ¡desde ya!

Para que os hagáis una idea, el proceso termina pasando por estas fases: aplicación; entrevistas; extensión de oferta; aceptación de oferta; selección de equipo y proyecto; tramitado de visado si es necesario; y ¡a esperar a el verano!

Y sí, os preguntaréis como influye el COVID-19 en todo esto. Como ya debéis saber, estamos todos trabajando en remoto. Aún así, hemos tenido muchos internos este año, todos también en remoto, y hemos intentado que su trabajo se centre en proyectos open source para hacer las cosas más fáciles (cosa específica de Google; no sé qué han hecho otras empresas). Obviamente esto no proporciona la misma experiencia que mudarse a otra ciudad y trabajar desde una oficina en persona… pero al menos se ha permitido conseguir la experiencia laboral.

Os dejo con los portales para estudiantes de algunas empresas que creo que deberíais tener en mente en todo momento:

Y si queréis algún consejo más personal, ¡no dudéis en preguntar! 😄

Want more posts like this one? Take a moment to subscribe!

Enjoyed this article? Spread the word or join the ongoing discussion!